Remedios caseros que ayudan a eliminar los piojos

Recetas 1212 Visitas
Cargando...

Los piojos son parásitos pequeños, de entre 2 y 3 milímetros de largo, de tonos claros y grises. Se alimentan de pequeñas cantidades de sangre de quien los hospeda. Por lo regular, habitan en el cuero cabelludo, en el cabello, detrás de las orejas, en las cejas e incluso en las pestañas de las personas. Por lo tanto, eliminar los piojos rápidamente es imprescindible para que no lleguen a expandirse.

Cuáles son los síntomas de los piojos?

  • Aparente sensación de cosquilleo o movimiento en el cabello
  • Prurito o comezón
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Irritabilidad
  • Eccemas o lesiones cutáneas por rascarse con constancia

¿Qué se debe hacer si se tienen piojos?

Por eso en Recetas casera para tu vida te compartimos algunos de los procedimientos y productos caseros más efectivos en caso de que llegues a necesitarlos.

1. Aceite de eucalipto

  • Entre ellos destaca su uso como antiséptico y astringente en las heridas. Por esa razón, su empleo puede ayudar a disminuir los efectos de los piojos en la piel.

2. Aceite de oliva

  • En este caso, la viscosidad es su principal bondad, ya que priva a los piojos de oxígeno. De esta manera, los piojos no pueden respirar y mueren asfixiados.

3. Vinagre blanco

 Entre sus componentes se encuentra el ácido acético, el cual ayuda a disolver la quitina de las corazas protectoras de las liendres de la que se sirven para adherirse al pelo.

Podemos combinar los dos remedios anteriores y elaborar un baño con vinagre y aceite de oliva.

Ingredientes

  • 2 tazas de vinagre blanco (500 ml)
  • 2 tazas de aceite de oliva (500 ml)

Utensilios

  • Papel de plástico de cocina
  • Lendrera de metal

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, calienta el vinagre a una temperatura adecuada para no quemar a la persona infestada.
  • Con la cabeza previamente humedecida, empapa el cabello con el vinagre caliente y masajea durante un par de minutos, hasta cubrir la mayor cantidad de cabello.
  • Recoge tu cabello y envuélvelo en el plástico de cocina. Séllalo lo mejor posible alrededor de la cabeza para que el olor y efectos del vinagre actúen.

El tiempo de reposo será de 1 hora.

  • Pasado el tiempo indicado, retira el plástico y enjuaga el pelo con agua caliente.
  • Calienta el aceite de oliva a una temperatura que no queme la piel y empapa el cabello con este.
  • De nuevo, recoge tu cabello y envuélvelo con el plástico de cocina y deja actuar el aceite durante 1 hora más.

¡VIDEO ADICIONAL!

Cargando...
Compartir

Comentarios