Por qué se te duermen las manos, sientes hormigueo en manos y pies

Recetas 781 Visitas
Cargando...

¿Por qué se duermen las manos al dormir?

Cuando se comprimen determinadas zonas, es posible que el riego sanguíneo no llegue a las manos. Este es el motivo por el cual aparece el hormigueo o se duermen las extremidades mientras dormimos. A continuación, explicaremos en profundidad este fenómeno.

Estamos descansando y, en medio de la noche, nos despertamos por una especie de ‘descarga eléctrica’ en las manos o dedos. También pasa que, cuando abrimos los ojos, pareciera que alguien ha venido y en la oscuridad nos cortó las extremidades. 

Las principales causas de adormecimiento en las manos mientras dormimos o estamos acostados son:

  • Permanecer mucho tiempo en una postura similar.
  • Lesión leve en las manos: puede ser, por ejemplo, un golpe que sufrimos durante el día.
  • Lesión en el cuello, que pueda provocar un entumecimiento en los dedos, manos o brazo.
  • Tareas cotidianas que impliquen flexionar y extender las muñecas, así como hacer mucha fuerza o manipular herramientas que vibren o ejerzan presión.
  • Retención de líquidos: se da sobre todo por la menopausia, el embarazo y el sobrepeso.
  • Falta de vitamina B12.
  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • Daño o presión en un nervio de la mano y muñeca

¿Qué hacer cuando se duermen las manos?

Si estás experimentando los síntomas de adormecimiento, calor, hormigueo o entumecimiento en las manos sobre todo por las noches, existe una gran posibilidad de que sufras el síndrome del túnel carpiano o una afección en el nervio cubital.

En ambos casos, se recomienda acudir al médico para realizar un análisis profesional. Si no se trata el problema, con el correr del tiempo el dolor será insoportable, y también lo sufrirás durante el día.

El riesgo de padecer estos problemas es mayor en las mujeres debido a las tareas que realizan a diario, sean amas de casa o trabajen fuera. La imposibilidad de discernir entre el frío y el calor ya es una consecuencia grave, así como también la atrofia de la base del dedo pulgar.

Ejercicios para prevenir el adormecimiento

Para no llegar a tales extremos, se recomiendan ciertos ejercicios básicos que tienen como objetivo que el túnel carpiano descanse o no esté tan tensionado.

  • Tomar un balón de goma pequeño en la palma de la mano; se consiguen en jugueterías o en tiendas para mascotas.
  • Cerrar los dedos y ejercer presión.
  • Repetir varias veces, sosteniendo la presión algunos segundos antes de volver a la posición inicial.

Remedios naturales para los hormigueos:

Cúrcuma: Poner una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de leche, calentar a fuego lento, luego añadir un poco de miel y beberlo una vez al día para ayudar a la circulación.

Cúrcuma para masajear: Hacer una pasta con cúrcuma y agua, luego masajear brazos o piernas por unos minutos.

Aloe vera: Aplicar el jugo de aloe vera fresco en las partes afectadas, también tomar tres cucharadas de este jugo lejos de las comidas.

Ajo: Comer dientes de ajo en ayunas o añadir a las comidas.

Agua mineral: Consumir un litro de agua mineral en ayunas tomando vaso a vaso lentamente, esto ayuda a la circulación.

Canela: En un vaso de agua tibia, mezclar una cucharada de canela en polvo. Beberlo una vez al día.

También mezclar una cucharadita de canela en polvo con una cucharadita de miel. Beber por las mañanas por una semana. La canela es un poderoso anticoagulante y circulatorio sanguíneo, ayuda a los hormigueos de las extremidades.

Compresas caliente: Poner un paño de agua tibia y escurrirlo, colocar en la zona afectada por unos cinco a siete minutos. Repetir varias veces hasta que el hormigueo pase.

Masaje: Poner un poco de aceite de oliva caliente, de coco o aceite de mostaza en la palma de la mano y aplicarlo en la zona. Masajear circularmente con los dedos durante cinco minutos. Repetir según necesidad.

Ejercicios: Hacer ejercicios simples de pies y manos durante 15 minutos al día por las mañanas y durante el día, ejercitar manos, muñecas, brazos y piernas haciendo estiramientos.

Hacer ejercicios aeróbicos por 30 minutos cinco días a la semana.

Andar en bicicleta.

Trotar o nadar.

¡VIDEO ADICIONAL!

Cargando...
Compartir

Comentarios