Todo lo que necesitas saber sobre el hígado graso y remedios casero

Recetas 9994 Visitas
Cargando...

El hígado graso también se conoce como esteatosis hepática. Ocurre cuando la grasa se acumula en el hígado. Tener pequeñas cantidades de grasa en el hígado es normal, pero demasiado puede convertirse en un problema de salud.

Su hígado es el segundo órgano más grande de su cuerpo. Ayuda a procesar los nutrientes de los alimentos y bebidas y filtra las sustancias nocivas de la sangre.

Demasiada grasa en el hígado puede causar inflamación del hígado, que puede dañar el hígado y crear cicatrices. En casos severos, esta cicatrización puede provocar insuficiencia hepática .

Síntomas del hígado graso.

En muchos casos, el hígado graso no causa síntomas notables. Pero puede sentirse cansado o experimentar molestias o dolor en la parte superior derecha de su abdomen .

Algunas personas con enfermedad del hígado graso desarrollan complicaciones, como cicatrización hepática. La cicatrización del hígado se conoce como fibrosis hepática . Si desarrolla fibrosis hepática grave, se conoce como cirrosis .

La cirrosis puede causar síntomas como:

  • pérdida de apetito
  • pérdida de peso
  • debilidad
  • fatiga
  • hemorragias nasales
  • picazón en la piel
  • piel y ojos amarillos
  • grupos de vasos sanguíneos en forma de telaraña debajo de la piel
  • dolor abdominal
  • hinchazón abdominal
  • hinchazón de las piernas
  • aumento de senos en hombres
  • Confusión

La cirrosis es una afección potencialmente mortal. Obtenga la información que necesita para reconocerla y administrarla.

Causas del hígado graso.

El hígado graso se desarrolla cuando el cuerpo produce demasiada grasa o no metaboliza la grasa de manera eficiente. El exceso de grasa se almacena en las células del hígado, donde se acumula y causa la enfermedad del hígado graso.

Esta acumulación de grasa puede ser causada por una variedad de cosas.

Por ejemplo, beber demasiado alcohol puede causar enfermedad del hígado graso alcohólico. Esta es la primera etapa de la enfermedad hepática relacionada con el alcohol .

En las personas que no beben mucho alcohol, la causa de la enfermedad del hígado graso es menos clara.

Uno o más de los siguientes factores pueden desempeñar un papel:

  • obesidad
  • nivel alto de azúcar en la sangre
  • resistencia a la insulina
  • altos niveles de grasa, especialmente triglicéridos, en su sangre

Las causas menos comunes incluyen:

  • el embarazo
  • pérdida de peso rápida
  • algunos tipos de infecciones, como la hepatitis C
  • efectos secundarios de algunos tipos de medicamentos, como metotrexato (Trexall), tamoxifeno (Nolvadex), amiodorona ( Pacerona ) y ácido valproico (Depakote)
  • exposición a ciertas toxinas

Ciertos genes también pueden aumentar su riesgo de desarrollar hígado graso.

Remedios caseros

Los cambios en el estilo de vida son el tratamiento de primera línea para la enfermedad del hígado graso. Dependiendo de su condición actual y hábitos de estilo de vida, podría ayudar:

  • perder peso
  • reducir su consumo de alcohol
  • coma una dieta rica en nutrientes que sea baja en exceso de calorías, grasas saturadas y grasas trans
  • hacer al menos 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana

Soluciones caseras para el hígado graso.

Afortunadamente para muchos, los buenos hábitos, siguiendo las indicaciones del especialista y una variedad de remedios naturales ayudan a combatir este problema. Es por eso que aquí te mostramos 4 remedios naturales efectivos para el hígado graso.

Agua de alcachofas

Esta es una bebida natural, con propiedades desintoxicantes y digestivas que ayudan en la esteatosis hepática. Es rico en fibra y antioxidantes, por lo que es una alternativa natural ideal para mantener el hígado en buenas condiciones.

Los ingredientes

  • 1 alcachofa
  • 3 tazas de agua

Elaboración

  • Toma las 3 alcachofas y córtalas, luego colócala en una olla con el agua.
  • Dejar hervir unos 8 minutos.
  • Después de que el tiempo apague el fuego, deje que la bebida descanse y luego use el colador.

 Vinagre De Manzana:

El vinagre de manzana es el mejor remedio casero para el hígado, ya que puede ayudar a limpiar el hígado y eliminar las toxinas. Ayuda a permitir una mejor funcionalidad del hígado al reducir las células grasas. El ACV ayuda a quemar las células grasas, lo cual es más importante para tratar un hígado graso. Muchas personas también afirman que ACV les ha ayudado a revertir los síndromes de hígado graso. Sin embargo, este tratamiento debe tomarse junto con medicamentos y ejercicio para obtener mejores resultados.

Cómo tomar:

  • Agregue 1 cucharada de ACV a una taza de agua tibia
  • Bébalo todos los días por la mañana.

Pautas para el usuario:

  • Agregar un poco de miel puede mejorar el sabor /

Efectos secundarios:

  • Demasiado ACV puede provocar quemaduras estomacales. ¡Cuidado con la cantidad!

 Limón:

El limón es otro tratamiento natural efectivo que ayuda a tratar el hígado graso. Ayuda en la desintoxicación del hígado debido a una enzima llamada glutatión. ¡El limón que es rico en vitamina C produce grandes cantidades de esta enzima para mantener a raya a las células grasas! El uso regular puede ayudar a eliminar el exceso de desechos y las células grasas depositadas en el hígado y prevenir la enfermedad del hígado graso. Además, beber agua con infusión de limón todos los días puede mantener los niveles de vitamina C en el cuerpo, lo que puede ayudar a eliminar las toxinas.

Cómo hacer:

  • Extraer el jugo de media lima
  • Agrega un poco de agua y miel
  • Beberlo dos veces al día.

Pautas para el usuario:

  • Beber este jugo temprano en la mañana ofrece beneficios rápidos.

Efectos secundarios:

  • El jugo de limón puede causar acidez. Por lo tanto, si tiene un estómago sensible, ¡manténgase alejado de él!

Cúrcuma

Los estudios demuestran que tener cúrcuma regularmente puede reducir las posibilidades de ser víctima de enfermedades hepáticas. Se ha comprobado que una sustancia química llamada curcumina, que se encuentra en la cúrcuma, es efectiva para tratar la esteatohepatitis no alcohólica (NASH). Una pizca de cúrcuma utilizada en la cocina diaria puede ayudarlo a mantenerse alejado de las enfermedades del hígado. Además, la cúrcuma es una cura natural para el hígado graso, por su efectividad para matar las células grasas y los depósitos. Incluso puedes hacer té de cúrcuma o una bebida de desintoxicación con limón y jengibre.

Cómo hacer:

  • Hierve un poco de agua
  • Añade una pizca de cúrcuma
  • Incluso puedes agregar jengibre y limón
  • Servirlo caliente

Pautas para el usuario:

  • Este té se puede tomar a primera hora de la mañana para desintoxicar el hígado.

Efectos secundarios:

  • La cúrcuma puede causar sobrecalentamiento en el cuerpo y provocar forúnculos.

¡VIDEO ADICIONAL!

Cargando...
Compartir

Comentarios