Enjuague bucal casero,refresca el aliento y previene las caries

Recetas 6316 Visitas
Cargando...

Incluso con los mejores productos y cuidados dentales, muchas personas aún sufren de mal aliento y caries. El mal aliento puede ser vergonzoso y la caries dental puede conducir a procedimientos dentales serios, dolorosos y costosos. Pero es fácil conseguir dientes sanos y un aliento fresco si combina una dieta saludable y un cepillado adecuado con nuestro enjuague bucal casero.

Una de las causas mas comunes del dolor d muelas es la caries avanzada que ha llegado o esta cerca de la cámara pulpar donde se alojan el nervio y los vasos sanguíneos. Las bacterias acceden has el nervio, provocando un intenso dolor tanto de forma habitual como en contacto con alimentos fríos, clientes o muy azucarados.

Las salidas de las muelas del juicio, la presión que ejercen estas muelas al intentar salir puede provocar dolor e inflamación de la encía.

Dolor en los oídos o sinusitis. En estos casos, y al haber una conexión de los conductos, el dolor de oídos o sinusitis se puede reflejar en forma de molestias en las muelas.

Esta receta de enjuague bucal casero le dará una base sólida para tener dientes sanos y un aliento limpio. En el camino puede reducir el desperdicio de envases innecesarios, use un producto natural saludable libre de conservantes y colorantes y ahorre dinero.

Cómo hacer enjuagues bucales caseros

Ingredientes:

  • 500 ml / 2 tazas de agua destilada tibia
  • 40 g / 1 ½ onzas de xilitol ( azúcar de abedul )
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 10 gotas de aceite esencial de menta
  • una botella de vidrio vacía con tapón de rosca

Preparación

Coloque todos los ingredientes en la botella con tapa de rosca, ponga la tapa y agite vigorosamente. Después de unos minutos, todos los ingredientes se disolverán en el agua: ¡su enjuague bucal casero está listo para usar!

Para usar, solo tome un sorbo y agítelo en su boca durante aproximadamente un minuto, luego escúpelo. Puede usar su enjuague bucal todas las mañanas, después de cepillarse los dientes o en cualquier momento que desee una boca limpia y fresca. No es necesario enjuagar con agua, ya que eso eliminaría la película protectora de xilitol.

Cargando...
Compartir

Comentarios