La mejor forma de eliminar las manchas del cuello

Recetas 9309 Visitas
Cargando...

¿Se siente molesto cuando nota una diferencia significativa entre el color de su cara y el de su cuello? Por lo general, mimamos nuestra cara con tratamientos faciales, frotamos y cargamos con mochilas; Lo que queda atrás es nuestro cuello que experimenta la misma exposición que su cara.

Ya sea el sol, la contaminación o el polvo, atraviesa todo y termina pareciendo opaco y pigmentado. No solo es importante limpiar su cuello junto con su cara, sino que también es imperativo frotarse e hidratarse diariamente. Si no has cuidado tu cuello oscuro, ¡es hora de que lo hagas ahora! Descubre aquí cómo eliminar la negrura del cuello.

El tratamiento casero para disminuir las manchas oscuras se obtiene de una combinación de bicarbonato de sodio, sal marina y aceite de oliva extra virgen.

Estos ingredientes actúan como un exfoliante natural, idóneo para remover el exceso de piel muerta y obtener un aclarado natural.

Sus propiedades antibacterianas y astringentes disminuyen las alteraciones en el pH natural de la dermis y estimulan su reparación, dándole un aspecto brillante y suave.

Los ácidos grasos del aceite de oliva proporcionan humectación y sustituyen los aceites naturales que no se producen en áreas como las rodillas, los codos y otras partes duras de la piel.

Por si fuera poco, es un gran complemento para los métodos de depilación, ya que su aplicación continua previene las manchas que aparecen tras el rasurado.

¿Cómo preparar este tratamiento casero para eliminar las manchas?

La preparación de este producto natural es bastante sencilla y no te quita demasiado tiempo en tu jornada.

Lo ideal es que lo utilices dos o tres veces a la semana para conseguir buenos resultados.

Ingredientes

  • • 1 cucharada de sal marina
  • • 1 cucharada de aceite de oliva
  • • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • • 1 cucharada de leche descremada

Preparación

Vierte la sal marina en un cuenco y mézclala con el aceite de oliva hasta dejarla completamente húmeda.

Incorpora el bicarbonato de sodio y la leche, y continúa mezclando hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

Limpia con un paño húmedo las áreas de la piel que deseas tratar y aplícale el producto con suaves masajes circulares.

Asegúrate de cubrir bien todas las zonas afectadas y déjalo actuar durante 20 minutos.

Pasado este tiempo, haz otro leve masaje y quita los excesos con agua fría.

Procura usarlo en horas de la noche.

Teniendo en cuenta que todas las pieles son diferentes y pueden tener varios tipos de sensibilidades, recomendamos realizar una pequeña prueba del producto en una de las partes de la piel antes de usarlo en su totalidad.

¡VIDEO ADICIONAL!

Cargando...
Compartir

Comentarios