El aceite de coco

Recetas 6200 Visitas
Cargando...

Quizás se encuentre leyendo estas líneas y ya tenga aceite de coco en su hogar. Seguramente lo está usando en sus recetas para hacerlas más saludables e incluso con el conocimiento de estar ingiriendo un producto capaz de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo II, de favorecer su sistema inmunológico, de ayudar con la pérdida de peso para el quema de grasas … pero, ¿has considerado aprovechar sus increíbles propiedades cosméticas?

Como jabón limpiador para rostro

El Aceite de Coco Virgen es, sin lugar a dudas, el jabón más natural que puedes utilizar para tu rostro. Además de ser un jabón hidratante, es ideal para paliar los efectos negativos de las pieles sensibles y enrojecidas. Igualmente, sus propiedades antibacterianas y antifúngicas hacen que actúe de forma positiva contra la dermatitis atópica. Para ver sus efectos tan solo tienes que frotar de manera animada un poco de Aceite de Coco Virgen sobre el rostro y cuello húmedos y posteriormente aclarar. Además, usar el Aceite de Coco Virgen como jabón podría ayudar en la reducción de las manchas blancas de la piel provocadas por el vitiligo.

Como exfoliante facial

Es importante exfoliar la piel del rostro al menos una vez cada 15 días. Sin embargo, con un exfoliante natural a base de Aceite de Coco Virgen podrás hacerlo una vez por semana, lo cual te ayudará a regenerar la piel y lucir un cutis sin impurezas, luminoso, joven y radiante. La forma de hacerlo es muy sencilla, tan solo tienes que mezclar tres o cuatro cucharadas soperas de azúcar moreno con una cucharada colmada de Aceite de Coco, remover hasta hacer una mezcla consistente, aplicar en el rostro de forma enérgica y circular y dejar actuar unos minutos. Posteriormente aclarar con abundante agua caliente para remover todas las células muertas. El exfoliante facial a base de Aceite de Coco Virgen está especialmente indicado para aquellas personas que tienen la piel seca y para aquellos que quieren conseguir una piel más suave, tersa y joven gracias a la elevada dosis de vitamina E que posee.

Como crema facial de noche

Smiling Young Woman Applying Face Cream

El mejor momento para reparar la piel es la hora de dormir, de ahí la importancia de usar una buena crema que hidrate y nutra cada poro de nuestro rostro. El Aceite de Coco Virgen es un grandísimo humectante para la piel. Tan solo tienes que aplicar un poco de Aceite de Coco en tus dedos y frotarlo sobre el rostro limpio y seco, masajeando en círculos para una mejor penetración. Dejar actuar toda la noche para que los ácidos grasos, vitaminas y minerales hagan su función. En pocos días notarás una piel mucho más hidratada, nutrida y el exceso de grasa que pudieras tener desaparecerá.

Como antiarrugas de expresión

Dicen que las arrugas de expresión de la cara son el mejor signo de la felicidad. Bueno, no sabemos si será cierto o no, lo que sí está claro es que a todos nos gusta mostrar un rostro sin arrugas y joven. Para ello, no hay un antiarrugas de expresión más natural, sano y que además sea natural que el Aceite de Coco Virgen, muy rico en vitaminas que rejuvenecen la piel y evitan los radicales libres que provocan el envejecimiento de la misma. Tan solo hay que aplicar un poco de Aceite de Coco en las zonas donde están las arrugas de expresión (normalmente alrededor de los ojos, frente y boca) una o dos veces al día. Usar siempre sobre el rostro limpio. Sus componentes estimulan la producción de colágeno y la regeneración de la piel.

Como crema de contornos de ojos

Es la zona de la cara más sensible y frágil, por lo tanto, una zona que debe tratarse con sumo cuidado. Las propiedades antiinflamatorias de sus componentes hacen que al aplicar Aceite de Coco Virgen debajo de los ojos se reduzca la hinchazón, las ojeras y las bolsas típicas que aparecen con la edad y el cansancio acumulado. Usa el dedo meñique y el dedo gordo para esparcir el aceite de coco virgen a modo de masaje alrededor de los ojos. Además, conseguirás un alivio y frescor inmediato.

¡VIDEO ADICIONAL!


Cargando...
Compartir

Comentarios