Dieta del plátano y la leche para perder peso

Remedios 3283 Visitas
Cargando...

Dieta de plátano por la mañana
Los plátanos son conocidos como «guineos» en algunos países de América Latina, y en otros países también se conocen como bananos y bananos. En todos los casos se refieren a la misma comida.

La dieta del banano ganó popularidad gracias a Hitoshi Watanabe, después de que publicó en su libro más famoso cómo funcionaba el banano y cómo podía perder hasta 5 kilos en solo 7 días, todo sin hacer ningún tipo de ejercicio o dieta estricta.

Dieta del plátano y la leche para perder peso: en qué consiste

Esta dieta consiste en alimentarse durante tres días de la siguiente forma: para el desayuno café o té con edulcorante, un vaso de leche desnatada y dos plátanos. En la comida leche desnatada y otros dos plátanos, y en la cena un yogur desnatado y dos plátanos. Si se mantuviera esta dieta durante más tiempo se podría alternar con una comida diaria con verduras y pollo o pescado, y siempre con plátano en el postre.

Al tratarse de una dieta tan escasa no se recomienda hacer ejercicio físico durante los días en los que se realiza. Para que este régimen sea efectivo hay que cumplirlo de manera estricta.

Ventajas de la dieta del plátano y la leche

Los plátanos, además de ser una fruta deliciosa y baja en calorías, contienen una gran cantidad de vitaminas que el organismo necesita para funcionar de manera adecuada. Además, el plátano también es rico en potasio (uno de los minerales más importantes para el cuerpo) y en fibra la cual, además de causar saciedad y quitar el hambre, ayuda a adelgazar y a eliminar todas las toxinas del organismo. Concretamente, un plátano no muy grande contiene aproximadamente 3 gramos de fibra y 422 miligramos de potasio.

En lo que respecta a la leche desnatada es un componente fundamental que debe formar parte no solo de este régimen concreto sino también de tu dieta cotidiana debido a la gran cantidad de proteínas sin grasa y calcio que contiene. Este último ayuda a mantener los huesos del cuerpo sanos y fuertes y en el caso concreto de las mujeres evita la aparición de la famosa y temida osteoporosis.

Desventajas de la dieta del plátano y la leche

La dieta del plátano no resulta equilibrada ni útil a largo plazo. Como en casi todas las dietas rápidas el peso se suele recuperar en pocas semanas, y su escasa variedad provoca serios problemas de nutrición a largo plazo.

Consejos para seguir la dieta rápida de bananas y leche

Si empiezas a seguir esta dieta de plátanos y leche lo más probable es que muy pronto te empieces a sentir débil y sin energía. Esto es debido al número reducido de calorías que aporta este régimen (menos de 1000 calorías diarias). Para complementarlo y sentirte mejor físicamente, puedes añadir al plan de adelgazamiento una comida que contenga carne, pollo o pescado a la plancha y algún tipo de verdura fresca o cocida. De esta manera, sumarás a la dieta más calorías pero igualmente seguirás perdiendo peso.

Aunque los plátanos y la leche contienen muchos nutrientes y vitaminas esenciales, carecen de otros como el cobre, el zinc y el hierro. Por eso, no se recomienda seguir este régimen durante los días de la menstruación ni alargarlo más de tres días. Esta dieta debe complementarse con algún suplemento vitamínico y mineral para poder ayudar a que el organismo funcione de manera saludable y te sientas en buen estado mientras bajas de peso.

¿Cuánto tiempo se tarde en perder peso con la dieta del plátano y la leche?

El doctor George Harrop fue el responsable de crear la dieta del plátano y la leche y, según él, llevándola a cabo se pueden perder hasta tres kilos en tan solo tres días. Lo ideal es realizarla durante este periodo de tiempo, descansar y después volver a retomarla al mes siguiente hasta alcanzar el peso deseado.

¿Y qué hacer si no te gustan demasiado los plátanos? No pasa nada. Puedes sustituir esta dieta por otras similares como la dieta de la piña o la de la fresa.

El plátano en planes de adelgazamiento

En torno al plátano siempre ha existido un gran mito. Se trata de una fruta a la que siempre se ha intentado desterrar de las dietas para adelgazar por pensar que es un alimento que ‘engorda’. Nada más lejos de la realidad. El plátano no tiene tantas calorías como se cree: concretamente un plátano mediano contiene tan solo 72 calorías.

Además, como ya hemos mencionado, el plátano contiene potasio (mineral fundamental para mantener el equilibrio electrolítico), fósforo, calcio, complejo de vitamina B, algo de vitamina c y fibra. Por tanto, es un alimento que puede aportar una gran cantidad de nutrientes esenciales en una dieta para perder peso.

Primer paso

Cada mañana al despertarte debes tomar un vaso de agua tibia, casi a temperatura ambiente. Así estimulas tu metabolismo.

Segundo paso

Después de tomarte el vaso de agua tibia, espera unos 60 minutos y cómete un plátano; lo más probable es que durante los primeros días sientas mucha hambre. En esos días, cuando el hambre te ataque, cómete otro plátano, pero esperando 20 minutos después de que comiste el primero, o sea, en total comerás dos plátanos los primeros días.

Para realizar esta dieta de forma correcta, deberás seguir las siguientes reglas:

  • Durante la dieta no debes consumir ni leche ni vino.
  • La última comida del día debe ser a las 8 de la noche.
  • Tienes que evitar los dulces, postres y alimentos fritos.
  • Entre comidas solo debes comer fruta.
  • No es indispensable que hagas ejercicios durante la dieta, pero es aconsejable que realices una caminata diaria.
  • Consume una buena cantidad de agua en el transcurso del día.
  • Regula las porciones de tu almuerzo y cena.

El peso que logres perder dependerá de tu metabolismo, actividad física y tu forma de alimentarte.

¡VIDEO ADICIONAL!

Cargando...
Compartir

Comentarios