cómo desintoxicar el colon

Recetas 3906 Visitas
Cargando...

Se ha puesto muy de moda hacerse una limpieza de colon. Pero ¿cómo saber si usted necesita desintoxicar y hacer una limpieza de colon? ¿Como se manifiesta un colon sucio? En este video hablaré sobre los signos y síntomas para saber si tiene un colon sucio y como hacerse una limpieza de colon.

Nuestro sistema digestivo tiene su propio mecanismo para eliminar desechos, muchas personas buscan tener movimientos regulares de evacuación, los motivos podrían ser:

  • -Mala salud intestinal.
  • -Alergias.
  • -Consumos de productos químicos.
  • -Inflamación.

Estos síntomas los convierte en una persona que necesita una limpieza de colon, ya hoy en día se sabe que una mala salud digestiva, gozar de poca vitalidad, falta de energía, dolores de cabeza, alergias, dolor de estómago, calambres abdominales. Todo esto puede ser en parte por la falta de eliminación de ss.

¿Qué podemos hacer?

Para mantener el colon saludable es preciso echar un vistazo a la alimentación la cual ha de ser rica en fibras.

También es conveniente realizar ciertos tratamientos de limpieza varias veces al año para eliminar los residuos acumulados en el intestino.

Te recomendamos que los lleves a cabo el fin de semana, en días libres o en las vacaciones (en cualquier momento que estés en casa).

La limpieza o desintoxicación del colon puede ser un proceso algo desagradable porque incluye ir muchas veces al baño en el mismo día.

No obstante, la buena noticia es que, si el intestino está limpio y sano, te sentirás mejor y evitarás ciertas enfermedades o trastornos.

Manzanas para limpiar el colon

Durante todo el proceso deberás beber una buena cantidad de agua para mantener la hidratación y al mismo tiempo ayudar en la excreción de desechos, lo aconsejable es que bebas entre 6 y 8 vasos (aproximadamente 2 litros) a lo largo de la jornada.

La manzana es uno de los mejores limpiadores de colon que existen.

Por este motivo te aconsejamos que realices una dieta de tres días en los que la debes consumir en grandes cantidades (y diferentes presentaciones, para no aburrirte).

Esta fruta, con o sin cáscara, entera o en zumo, es perfecta para evacuar las toxinas.

  • Tras beber el agua con limón la siguiente ingesta ha de ser un vaso de zumo de manzana recién preparado.
  • Luego bebe un vaso de agua y repite a lo largo del día hasta completar los cuatro vasos de zumo y los cuatro de agua.

Los movimientos intestinales comienzan a activarse gracias a las pectinas que aporta la manzana. Estos componentes rompen las toxinas y favorecen su eliminación.

Este procedimiento se puede hacer en cualquier fin de semana como un “comienzo” de limpieza, pero luego tendrás que cumplir con la dieta de las 72 horas.

Los pasos son los siguientes:

  • Come todas las manzanas que quieras (crudas y sin ningún añadido).
  • Consume una cucharada de aceite de oliva al levantarte y otra al acostarte.
  • Bebe, al menos, 3 litros de agua en diferentes tomas (media hora antes y media hora después de la ingesta de las manzanas).
  • Al terminar la dieta puedes ir agregando comidas livianas y que incluyan una buena cantidad de fibras (sopas, verduras crudas, frutas, etc.). ¡Y no te olvides de beber mucha agua a diario!

Como es un tratamiento fuerte no debes realizarlo más que tres o cuatro veces al año (cada tres o cuatro meses).

Limpieza del colon con sal

Este es otro de los tratamientos que podemos usar para limpiar el intestino. Has de saber que se trata de una técnica no recomendada para personas que padecen hipertensión arterial o que sufren de problemas renales.

La limpieza se realiza durante todo un día, en el cual deberás quedarte en casa y no hacer ningún tipo de esfuerzo o movimiento brusco.

Sigue estos pasos:

  • Al levantarte hierve un vaso de agua (200 ml) y añade una cucharada de sal marina (10 gramos). Deja que se enfríe lo suficiente como para no quemarte y bebe lentamente.
  • Quizás sientas dolor de cabeza o náuseas, es normal.
  • Recuéstate en la cama si es necesario y masajea levemente el estómago.

Espera unos minutos (quizás una hora) tranquilo en el sofá o la cama, leyendo o viendo la televisión, hasta que tengas la necesidad de ir al baño. Este proceso se repetirá varias veces a lo largo del día.

Consume comidas livianas durante la jornada: sopa de verduras, zumos naturales e infusiones de hierbas. No comas fritos, carne, harinas ni azúcares.

Repite la ingesta de agua con sal al mediodía y a la tarde. Trata de quedarte en casa todo el fin de semana, porque evacuarás varias veces.

¡VIDEO ADICIONAL!

Cargando...
Compartir

Comentarios