¿Como curar una infección renal en tu casa?

Recetas 566 Visitas
Cargando...

La infección urinaria es una inflamación muy frecuente en las vías urinarias; se puede producir en la vejiga, en los riñones, en los uréteres y en la uretra. Conoce a continuación las causas de este problema y cómo curar una infección urinaria de manera natural.

Infección renal es una afección médica grave que requiere un tratamiento inmediato. Estas infecciones a menudo comienzan como una infección del tracto urinario (ITU) o una infección de la vejiga que luego se propaga para afectar uno o ambos riñones.

Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre
  • Resfriado
  • Dolores de espalda o costado
  • Dolor en la ingle
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Micción frecuente
  • Orina turbia, que huele mal o que contiene sangre

hay una gran posibilidad de que si pueda utilizar algunos o todos remedios caseros junto con su tratamiento médico prescrito para asi aliviar algunos síntomas y mejorar la salud de los riñones, pero no debe tratar de tratarse solo. Siempre debe consultar primero a un médico, para el diagnóstico y para discutir las opciones de tratamiento.

La infección renal suele dar las primeras pistas con un dolor intenso en la zona lumbar.

Cursa con fiebre, cansancio intenso, dolor al orinar y vómitos. Por otro lado, es común que aparezca cuando una simple infección de orina no ha sido bien tratada.

Es entonces cuando el problema asciende hasta llegar a uno o los dos riñones.

A su vez, es interesante saber que la infección renal no tiene su único origen en una bacteria o en un hongo. Las molestas piedras en los riñones también suelen ocasionar procesos infecciosos.

Queremos decir con ello, que lo más importante es contar siempre con un adecuado diagnóstico médico.

Una vez conocemos la causa de la infección y disponemos ya de un tratamiento, podemos aprovechar en casa sencillos remedios caseros con los que favorecer una curación mucho más rápida.

Estrategias naturales con las que complementar el tratamiento con antibióticos 

Jugo de arándanos

El jugo de arándanos es bueno para la salud de los riñones y, en general, para todo el tracto urinario.

Ahora bien, no solo nos permite reducir el número de bacterias alojadas en los riñones, vejiga o uréteres al conseguir un entorno mucho más alcalino, sino que además, previene la formación de cálculos renales.

  • Los arándanos, además, contienen ácido quínico. Se trata de un compuesto que no se descompone en el cuerpo, pero que se excreta la orina.
  • Este ácido quínico nos proporciona un efecto diurético.
  • Además,  gracias a esa acidez disolvemos posibles cálculos renales.

Aumentar la ingesta de vitamina C

La vitamina C nos permite fortalecer el sistema inmunitario para combatir las infecciones.

A su vez, algo tan sencillo como consumir naranjas o limones frescos nos ayudará a tener un organismo mucho más alcalino para tratar la infección renal.

Es importante que optes siempre por fruta y verdura rica en vitamina C antes que por los suplementos, ya que estos últimos pueden favorecer la formación de cálculos renales.

El perejil para la infección renal

El perejil, así como la infusión realizada con esta planta medicinal, nos permite limpiar los riñones, al elevar el flujo de la orina.

  • Gracias a ello, conseguimos eliminar las toxinas y microorganismos nocivos presentes en los riñones.
  • No dudes en tomar cada día un litro de agua, donde combinar la infusión de perejil junto con el zumo de un limón.

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene ácido málico, muy apropiado para tratar procesos bacterianos como puede ser una infección renal.

Asimismo, también es interesante saber que nos va a ayudar a equilibrar los niveles de pH en nuestro organismo; de ese modo, evitaremos que  la infección se propague.

Ajo crudo

Puede costarnos un poco, pero para que nuestra infección se cure mucho antes sería muy acertado que cada día nos tomáramos un diente de ajo en ayunas, con el estómago vacío.

Las propiedades antibióticas naturales de ajo no solo nos ayudarán a combatir las bacterias, sino que, además, eliminaremos las toxinas y esos microorganismos perjudiciales que se alojan en los riñones.

El bicarbonato de sodio

Muchos pacientes con problemas de riñón crónicos toman cada día un vaso de agua junto con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Algo tan sencillo encierra en realidad múltiples beneficios:

  • Reduce la acidez de la sangre y la vuelve más alcalina.
  • Previene y trata infecciones renales.
  • Ayuda a hacer las digestiones.
  • Ayuda a que los riñones filtren mejor la sangre.

¡ Aquí un video adicional con Remedios caseros para una infección renal o pielonefritis ¡

Cargando...
Compartir

Comentarios